Poner el cuerpo: un desafío ineludible frente a la pandemia

Palabras de agradecimiento a nuestra #ComunidadUGR

El 19 de marzo pasado, nuestros hábitos cambiaron repentinamente. El Presidente de la Nación -a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20- dispuso el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el territorio nacional. Una decisión de política sanitaria necesaria y acertada que nos llevó a disponer el cierre de nuestros edificios en todas las Sedes de la Universidad y en la Escuela Raul Arino, como una de las primeras medidas preventivas señaladas por el Estado nacional.

Pero el aislamiento físico, lejos de reducir o limitar las actividades centrales de la Universidad del Gran Rosario y la Escuela Raúl Arino – estamos hablando de la docencia, la investigación y la extensión -, nos enfrentó a nuevos desafíos. ¿Qué hacer con una institución educativa que integra en cinco sedes y en una escuela, todos los niveles educativos desde el inicial hasta el posgrado? ¿Cómo responder de manera ágil, efectiva e integral al conjunto de demandas de estudiantes, profesores, investigadores, trabajadores y funcionarios de este proyecto educativo?

De la mano de la creatividad, del esfuerzo, la energía y el compromiso de toda nuestra comunidad, las restricciones físicas potenciaron todas nuestras actividades cotidianas y la función esencial de nuestro proyecto se adaptó a este proceso inédito para la historia reciente de nuestro país y de toda la humanidad.

Así lo pueden testimoniar los más de 4000 estudiantes que siguen participando de sus actividades educativas cotidianas a través del Campus Virtual y por medio de diversos dispositivos impartidos por las cátedras y departamentos de la Escuela y la Universidad. Es más, sabiendo que detrás de las pantallas están nuestros estudiantes y que nada suple el encuentro cara a cara, impulsamos el acompañamiento pedagógico y atendimos dudas, consultas e, incluso, promovimos la contención individual, en tiempos donde la empatía y el diálogo, reducen la angustia y la inestabilidad emocional que trajo aparejadas esta pandemia.

Así lo pueden ejemplificar los cientos de voluntarios pertenecientes a nuestra institución que en el marco de la emergencia sanitaria, se inscribieron en el Programa “Quiero ser Voluntario” que lanzó la Municipalidad de Rosario, reafirmando el carácter sustantivo que tiene el compromiso social en la formación integral de todas y todos los estudiantes de la Universidad del Gran Rosario.

Así lo pueden testimoniar las 5500 personas de toda la Argentina y de diversos países que se inscribieron a la capacitación virtual, abierta y gratuita impulsada por la UGR y destinada a profesionales de Kinesiología y estudiantes del último año de la carrera, para prepararlos en nociones claves de Kinesiología respiratoria. Siguiendo con esta línea de trabajo tenemos el orgullo de poder anunciar en estos días, una nueva capacitación virtual y gratuita en Epidemiología, Emergentología y Bioseguridad para equipos intervenientes en la pandemia de Covid-19.

Así lo pueden aseverar centenares de personas que todos los días – sí, todos los días – se conectan desde sus hogares a la variedad de actividades gratuitas que impulsa la Tecnicatura en Yoga y Salud Integral a través del Programa Abierto a la comunidad denominado «Hábitos Saludables para quedarse en casa», que incluye clases de yoga para la comunidad y hábitos saludables en alimentación.

Y también lo pueden afirmar las kinesiólogas y los kinesiólogos de la UGR que participaron de las pruebas de certificación de los ventiladores para asistir la respiración de los pacientes del COVID-19, que impulsaron la Universidad Nacional de Rosario y la empresa Inventu.

Otros ejemplos aleccionadores: la Tecnicatura en Cosmetología brinda recomendaciones para mantener la piel en condiciones saludables. La Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico trabaja junto a otras instituciones en la expansión y en formas de intervención que asume el acompañamiento en este contexto, la Licenciatura en Actividad Física produce contenidos de rutinas de ejercicios para realizar en el hogar, destinadas a poblaciones específicas, así como recomendaciones para deportistas. La Licenciatura en Psicopedagogía lanzó un servicio psicopedagógico de asesoramiento para instituciones educativas y familias, mientras que la Licenciatura en Terapia Ocupacional propone recomendaciones acerca de la organización de rutinas hogareñas que incluyen la temática de la discapacidad.

Podríamos continuar enumerando áreas e iniciativas que nos vinculan con la sociedad, que realzan nuestras intervenciones en materia de extensión universitaria pero hay un aspecto que quiero destacar. La comunidad UGR, la Universidad y la Escuela están funcionando y protagonizando esta situación crítica con una misma convicción: en tiempos de pandemia, la clave es cuidar y cuidarnos a todas y a todos.

Gracias a ese gran esfuerzo mancomunado, podemos cumplir con todos los compromisos a tiempo (incluyendo el pago de salarios, servicios, entre otros).

Me llena de orgullo saber que nuestra institución aporta todo su potencial en este contexto. Producimos conocimiento indispensable para la sociedad y lo socializamos. Desarrollamos acciones de promoción y difusión de hábitos de salud, tanto física como mental y lo compartimos. Y seguimos funcionando como institución educativa en todos los niveles , en todas las localidades y en todas las carreras.

Ya volverán los tiempos de encuentros, de abrazos , del trabajo y el espacio físico compartidos. Mientras tanto, con humildad y con un esfuerzo colectivo que quiero destacar, le ponemos el cuerpo a la crisis y seguimos manteniendo bien en alto la llama encendida de un proyecto educativo que hace de la solidaridad, una de sus bases formativas esenciales. Este es el camino y quizás, la mayor enseñanza que vamos a valorar de esta etapa que nos toca transitar.

Ing. Javier Macchi
Presidente de la Fundación del Gran Rosario

Palabras de agradecimiento a nuestra #ComunidadUGR

Categoría: Institucional