Día del Acompañante Terapéutico: la continuidad de los tratamientos desde una mirada interdisciplinaria

Desde el 2003, se conmemora cada 3 de mayo como el día de la y el Acompañante Terapéutico, recordando la creación de la Asociación Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA).

A partir de las leyes de discapacidad y de salud mental en nuestro país, se hacen necesarias terapias no restrictivas, entendiendo que debe haber alternativas y dispositivos que permitan sostener la continuidad de los tratamientos ambulatorios en casos en los que a las personas o a las familias se les dificulte hacerlo por cuenta propia y cuando los profesionales tratantes evalúen la necesidad.

“El Acompañante Terapéutico es un agente de Salud que permite la continuidad de los tratamientos designados por un equipo interdisciplinario”, señaló el Psicólogo Alfredo Estupiñan, director de Licenciatura en Acompañamiento Terapéutico de la Universidad del Gran Rosario.

Asimismo, un AT les brinda calidad a los tratamientos, ya que cuenta con una formación interdisciplinaria (salud mental, farmacología, psicopatología, epidemiología, entre otras).

Quienes cumplen funciones de Acompañamiento Terapéutico facilitan una mayor autonomía de las personas, ayudan a sostener o restablecer los vínculos de su entorno, familiar, social, laboral, mediando, previniendo o acompañando las situaciones de roce que se presentan en la vida cotidiana, favoreciendo así una red de contención familiar que ayuda a la recuperación y evita la cronificación y posterior estigmatización social.

A lo largo de las muchas décadas que lleva esta práctica en el país, ha demostrado ser una herramienta eficaz en la promoción de aspectos saludables de las personas, reduciendo el porcentaje de recaídas y hospitalizaciones, así como fomentando la reinserción social, rescatando subjetividades y trayectos individuales, y promoviendo el lazo social.

“La pandemia visibilizó la utilidad de este agente de Salud y expandió su trabajo porque cada vez es más convocado por distintas profesiones para llevar adelante la continuidad de los tratamientos”, destacó Estupiñan.

La Universidad del Gran Rosario ofrece la primera Licenciatura en Acompañamiento Terapéutico, con el objetivo de jerarquizar la disciplina, con una formación más sólida, y lograr que en un futuro haya más ámbitos de desarrollo para los profesionales.

Categoría: Institucional